Para ver el vídeo en español haz clic aquí.

Dios quiere que los cristianos sean dadores generosos, y Jesús nos dice que el dar aflojará el control que el dinero tiene en nuestras vidas.

Dios quiere que los cristianos sean dadores generosos. De hecho, Jesús dijo que dar nos libera de la idolatría. Si tenemos un corazón para Dios y queremos extender su reino, seremos dadores.

[Relacionado: Sobresale en el acto de dar]

La idolatría siempre ha sido un problema para el pueblo de Dios. Las personas del Antiguo Testamento (AT) fueron tentadas por los ídolos. En el mundo de hoy, idolatramos el dinero. Si queremos soltar el poder de este ídolo, debemos aprender a ser generosos.

Mateo 6: 24 Nadie puede servir a dos maestros. Porque odiarás a uno y amarás al otro; te consagrarás a uno y despreciarás al otro. No puedes servir a Dios y al dinero.

1 Timoteo 6:10 Porque el amor al dinero es la raíz de todo tipo de maldad. Y algunas personas, anhelando dinero, se han desviado de la verdadera fe y se han traspasado con muchas penas.

El dinero no es algo malo

La Biblia no dice que el dinero sea malo o incorrecto. Es el amor al dinero lo que causa dolores. Como cristianos, podemos poseer muchas cosas, pero no poseemos nada. Todo pertenece a Dios y es por eso que estamos llamados a dar. Somos bendecidos por Dios para ser una bendición para quienes nos rodean.

Tener la perspectiva correcta sobre el dinero

Jesús quería asegurarse de que sus seguidores tuvieran la perspectiva correcta de su dinero. Quería asegurarse de que fueran generosos. Y dio esta gran idea sobre cómo evitar que el dinero sea un ídolo en nuestras vidas:

Mateo 6: 21 Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón.

Tu corazón sigue tu tesoro

Si quieres madurar y realmente conocer a Jesús a un nivel más profundo, debes ser un dador. Dar generosamente nos impide hacer del dinero un ídolo. Cuando nuestras donaciones se conviertan en una prioridad, veremos que nuestros corazones siguen a Dios aún más.

Hay muchos lugares para dar: personas necesitadas, misioneros y ministerios, y tu iglesia local son buenos lugares para compartir las bendiciones que Dios te ha dado.

[Relacionado: Dar]

No importa qué, asegúrate de estar honrando a Dios con tu dinero. Muéstrale a tu dinero quién es el jefe siendo un dador.

Habla al respecto
  1. ¿Cuál es tu reacción inicial a este tema? ¿Qué sobresalió?
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial a este video? ¿Estás en desacuerdo con algo? ¿Qué sobresalió?
  3. ¿Alguna vez has visto cómo el "amor al dinero" ha arruinado a alguien? Comparte sobre lo que sucedió.
  4. Tu corazón sigue tu dinero. ¿Has visto esto en tu vida? Da un ejemplo.
  5. ¿Qué crees que significa "dar con entusiasmo"? ¿Cómo crees que puedes hacerlo?
  6. Escribe un paso de acción personal basado en esta conversación.